Principales ruinas en Morelos que debes conocer

Principales ruinas en Morelos que debes conocer

Descubre el corazón ancestral de Morelos, México, a través de un fascinante recorrido por sus ruinas antiguas. En cada rincón de este estado vibrante y lleno de historia, se esconden vestigios milenarios que nos transportan a épocas pasadas.

Desde imponentes pirámides hasta misteriosos templos, estas ruinas son un tesoro invaluable que debes explorar. Acompáñanos en este viaje y descubramos juntos las principales ruinas en Morelos que debes conocer.

Ruinas antiguas en Morelos, México

1. Zona Arqueológica de Xochicalco

La Zona Arqueológica de Xochicalco, ubicada en el estado de Morelos, es un lugar fascinante que te transportará a la época prehispánica de México. Con diversas estructuras y construcciones bien conservadas, esta zona arqueológica es una parada obligatoria para aquellos interesados en la historia y la cultura.

El sitio cuenta con un museo que alberga una impresionante colección de artefactos y piezas arqueológicas, donde los visitantes pueden apreciar y aprender más sobre la increíble civilización que habitó esta región. La estructura del museo permite una fácil visualización de todas las exhibiciones, lo que lo convierte en una gran experiencia educativa.

Al adentrarte en la zona arqueológica, te encontrarás con una extensa área que requiere varias horas para ser explorada completamente. Desde las majestuosas pirámides hasta los observatorios, cada estructura cuenta una historia fascinante sobre la civilización que alguna vez habitó este lugar. Sin embargo, es importante estar preparado, llevar agua, gorra y bloqueador, ya que la zona cuenta con poca sombra y el sol puede ser intenso.

A pesar de las restricciones de acceso a ciertas estructuras debido a las rupturas del terremoto de 2017, vale la pena visitar Xochicalco. La zona arqueológica es impresionante y cuenta con una energía única. Además, no puedes dejar de experimentar el sonido peculiar que se produce al aplaudir en la pirámide principal, similar al canto de un ave.

Ya sea que seas un amante de la historia, un viajero en busca de nuevas aventuras o simplemente alguien curioso, la Zona Arqueológica de Xochicalco es un lugar que no puedes perderte. Descubre la riqueza cultural y la belleza de esta antigua ciudad, y déjate maravillar por la imponente pirámide de la serpiente, el edificio más impresionante del lugar. ¡Te aseguro que será una experiencia verdaderamente inolvidable!

2. Pirámide del Tepozteco

La Pirámide del Tepozteco es una impresionante estructura arqueológica ubicada en el estado de Morelos, a solo 45 minutos de la Ciudad de México. Aunque no alcanza la magnificencia de Machu Picchu, su proximidad y la belleza de sus alrededores la convierten en una visita altamente recomendable. Para poder disfrutar plenamente de esta experiencia, es importante verificar antes que la pirámide se encuentre abierta al público, ya que algunos visitantes han experimentado la decepción de encontrarla cerrada. Además, si planeas visitarla durante la temporada de lluvias, asegúrate de llevar calzado adecuado para senderismo, ya que el camino puede volverse resbaladizo.

La subida a la Pirámide del Tepozteco puede ser desafiante, pero vale la pena cada esfuerzo. Aunque lleva aproximadamente 30 o 40 minutos llegar a la cima, el sendero no es apto para aquellos con afecciones cardíacas o problemas en las rodillas o espalda. Sin embargo, aquellos que se aventuren a subir serán recompensados con una vista espectacular desde la cima. Aquí, podrás ver el pintoresco pueblo de Tepoztlán y sus alrededores, un panorama que te dejará sin aliento y que no olvidarás fácilmente.

La experiencia de subir al Tepozteco es mágica y llena de energía. Aunque la zona arqueológica en sí es pequeña, la historia y el significado detrás de la construcción de la pirámide le dará una nueva perspectiva a tu visita. Una vez en la cima, es posible que te encuentres con algunos Coatíes, animales curiosos y juguetones que pueden acercarse buscando comida. Sin embargo, se recomienda no darles de comer para no alterar su dieta natural.

Si planeas visitar Tepoztlán, te sugerimos llegar temprano para evitar las multitudes y el calor. Además de la Pirámide del Tepozteco, este pintoresco destino ofrece muchas otras atracciones, como un encantador mercado donde podrás degustar deliciosos platillos y comprar recuerdos para llevar a casa. También podrás disfrutar de masajes, temazcales y otras actividades para relajarte y conectarte con la espiritualidad de la zona.

La Pirámide del Tepozteco en Morelos es un destino fascinante y lleno de encanto que no puedes dejar de visitar si estás en la región.

3. Zona Arqueologica Teopanzolco

La Zona Arqueológica Teopanzolco es un lugar que no puedes dejar de visitar si eres un amante de la arqueología. Ubicada en la parte alta de la ciudad de Cuernavaca, Morelos, esta zona arqueológica es impresionante tanto por su interesante historia como por su belleza. A pesar de ser una zona pequeña, cuenta con una gran cantidad de edificaciones bien conservadas que te transportan al pasado. Desde la cima de las pirámides, se puede disfrutar de una vista espectacular hacia Cuernavaca y los imponentes volcanes.

Algunos visitantes han comentado que la Zona Arqueológica Teopanzolco es una atracción peculiar y fascinante. Destacan la impresionante boveda donde entra la luz en ciertos días del año, creando un ambiente mágico. Además, el paisaje hacia Cuernavaca y los volcanes es sencillamente hermoso. Aunque la zona arqueológica es pequeña en comparación con otras, vale la pena conocerla y explorarla.

Es importante mencionar que algunos visitantes han señalado que la zona arqueológica se encuentra un poco descuidada y que faltan guías o más información sobre el sitio. Sin embargo, a pesar de estos aspectos, no se debe dejar pasar la oportunidad de visitar Teopanzolco. Este lugar es un testigo silencioso de los orígenes de Cuernavaca y las tribus antiguas de la región, y ofrece la posibilidad de sumergirse en la rica historia de Morelos.

El acceso a la Zona Arqueológica Teopanzolco es muy accesible en términos de precio y disponibilidad. Aunque algunos visitantes consideran que el costo de la entrada es un poco elevado en relación al tamaño del sitio, otros valoran la importancia cultural y el patrimonio histórico que se encuentra en este lugar. Se recomienda llevar protección solar, ya que en el recorrido no hay mucho resguardo del sol. Además, si planeas visitar en domingo, te beneficiarás de la entrada gratuita y podrás obtener folletos informativos como obsequio.

La Zona Arqueológica Teopanzolco es un tesoro cultural y arqueológico que debes conocer en Morelos. A pesar de su tamaño relativamente pequeño, esta zona arqueológica ofrece interesantes estructuras y una vista impresionante hacia la ciudad y los volcanes. Aprovecha las oportunidades de entrar gratis en domingo para disfrutar de esta experiencia única y sumergirte en la historia de Morelos.

4. Chalcatzingo

Chalcatzingo es una de las principales ruinas en el estado de Morelos que sin duda debes conocer. Ubicado entre Morelos y Puebla, este asentamiento arqueológico alberga estelas olmecas y un monolito partido en dos grandes rocas, creando un ambiente maravilloso. Rodeado de una selva baja caducifolia, podrás disfrutar de la majestuosidad de los amates amarillos y de una vista impresionante hacia el Popocatépetl y Tetela del Volcán. La grandiosidad de este lugar te atrapará desde el primer momento.

Al llegar a Chalcatzingo, te recibirán personas amables dispuestas a indicarte cómo llegar a las ruinas, ya que no hay muchos señalamientos. Este asentamiento olmeca se encuentra al sur de Cuautla, a aproximadamente 25-30 minutos en coche. Si eres amante de la fotografía, este lugar te brindará muchas oportunidades para practicar. El acceso a las ruinas implica subir durante unos 15 minutos por un camino que te llevará a un mirador con una vista excelente (como puedes ver en las fotos). Después, podrás continuar el recorrido a pie por el cerro, regresando a la entrada para apreciar el montículo y el juego de pelota. En tan solo una hora y media podrás admirar las ruinas y disfrutar de la vista y los relieves. No olvides llevar agua, protector solar y una gorra, ya que no hay servicios disponibles. La entrada a Chalcatzingo tiene un costo de $55.

Si buscas una experiencia aún más enriquecedora, puedes pedir referencias del guía Juan, quien te llevará por un recorrido fascinante por el lugar. Además de mostrar las ruinas, Juan podrá contarte historias interesantes, ya que desde que era niño exploraba y caminaba por todos estos lugares. Incluso, puede recomendarte dónde comer delicioso y económico durante tu visita. Cerca de las ruinas también encontrarás un pequeño hotel con cabañas atendido por Teresa y un grupo de mujeres indígenas. Además, podrás relajarte en un balneario de aguas termales que te brindará una experiencia de relajación única.

En Chalcatzingo descubrirás una zona arqueológica llena de grabados interesantes que aún no han sido completamente explorados. Para poder apreciarlos, tendrás que caminar y subir por el cerro, pero el esfuerzo valdrá la pena. Si deseas adentrarte aún más en la cultura de este lugar, te recomiendo preguntar por el guía Juan, quien con su conocimiento y pasión te brindará una experiencia inolvidable. Además, Chalcatzingo ofrece la posibilidad de disfrutar de la tranquilidad de sus alrededores. Podrás caminar por el pueblo y apreciar la belleza de la naturaleza, subir a la peña y deleitarte con impresionantes vistas del valle, así como visitar los balnearios cercanos para refrescarte y relajarte. Este lugar, sin duda, te impresionará y te permitirá descubrir lugares únicos que no encontrarás en otro sitio.

Chalcatzingo es un lugar mágico, enigmático y de gran importancia en el estado de Morelos. Rodeado de campo y tranquilidad, se encuentra al pie de dos cerros y cuenta con una vegetación abundante compuesta por hermosos amates. Las ruinas albergan pirámides y diversos petrograbados de la cultura olmeca, lo que hace que este sitio sea digno de promover y visitar. La accesibilidad a Chalcatzingo es fácil siguiendo unas sencillas indicaciones desde la ciudad de Cuautla, lo que lo convierte en una excelente opción para una excursión de un día. Además de las ruinas, podrás explorar el Cerro de Chalcatzingo, donde encontrarás estelas con bajorrelieves excepcionales. No te pierdas la oportunidad de adentrarte en la historia prehispánica de Morelos y disfrutar de un entorno natural único.

5. Xochicalco

Xochicalco es una de las principales ruinas en Morelos que no debes dejar de visitar. Ubicada a solo 30 minutos en carro desde Xochitepec, este sitio arqueológico se encuentra muy bien conservado y ofrece una mirada fascinante a la arquitectura prehispánica y a la compleja sociedad que la construyó. Desde el Templo de las Serpientes Emplumadas, donde se representa magistralmente al Gran Quetzalcóatl Uróboros, hasta el observatorio astronómico en una cueva, Xochicalco te transportará a una época llena de poderío y conocimiento arquitectónico, astronómico y natural.

Las reseñas de visitantes destacan la tranquilidad y la belleza de este recorrido, así como la importancia cultural que se desprende de cada detalle del lugar. Aunque se recomienda contar con un guía para no perderse ningún detalle, también se puede disfrutar deambulando por las ruinas a tu propio ritmo. Además, al visitar Xochicalco, se recomienda explorar primero el museo ordenado y preciso que se encuentra en el sitio, lo cual te dará una visión más completa antes de adentrarte en el sitio arqueológico en silencio y con calma.

Xochicalco ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y su importancia histórica es evidente a simple vista. Caminando desde los juegos de pelota hasta el lago de Coatetelco, podrás disfrutar de una vista espectacular y sumergirte en la historia de esta antigua ciudad. Si bien el recorrido puede durar entre 2 y 3 horas, cabe mencionar que el clima en la zona puede ser caluroso, por lo que es recomendable llevar un sombrero y protector solar para disfrutar al máximo de esta experiencia única.

No importa si eres un apasionado de la arqueología o simplemente disfrutas de conocer nuevos lugares con tu familia, Xochicalco te sorprenderá gratamente. Su tamaño, estructuras bien preservadas y características especiales, como el observatorio astronómico, hacen de este lugar uno de los destinos más interesantes y recomendados en Morelos. No te pierdas la oportunidad de explorar esta increíble atracción y disfrutar de un viaje en el tiempo que te dejará fascinado.

Recuerda que los fines de semana hay autobuses que salen desde Cuernavaca hacia la zona arqueológica, mientras que entre semana es posible tomar un taxi desde el crucero hasta el sitio. ¡No dudes en disfrutar de la vida como un viaje y sumérgete en la cultura y la historia de Xochicalco!

6. Zona Arqueologica de Yautepec

La Zona Arqueológica de Yautepec es un lugar cultural e histórico de gran importancia en Morelos. A pesar de su tamaño pequeño, estas ruinas han dejado una huella significativa en la historia de la región. Situadas entre Cuernavaca y Cuautla, es posible acceder a ellas a través del Paseo Tlahuica después de salir de la autopista. Aunque su arquitectura puede no ser tan llamativa como otras zonas arqueológicas más grandes, el sitio está bien conservado y cuenta con algunas pequeñas pirámides y estructuras que formaban parte de un complejo de palacio. Además, ofrece servicios como baños para mayor comodidad de los visitantes.

A pesar de las opiniones encontradas sobre la relevancia de estas ruinas, la Zona Arqueológica de Yautepec es un lugar que vale la pena visitar. Con su ubicación estratégica en el Paseo Tlahuica, ofrece a los turistas la oportunidad de adentrarse en la historia y cultura de los Tlahuicas, antiguos habitantes de la región. A lo largo del recorrido, se pueden apreciar algunos elementos arquitectónicos y descubrir más sobre la vida de esta civilización. Además, el lugar ofrece una vista panorámica del Tepozteco, una experiencia que no se puede perder.

Aunque la Zona Arqueológica de Yautepec puede parecer pequeña a simple vista, es un lugar que no debe pasar desapercibido si estás interesado en la historia y la cultura. A pesar de su tamaño modesto, este sitio arqueológico tiene una gran relevancia cultural y ofrece a los visitantes la oportunidad de conocer más sobre los Tlahuicas, una civilización antigua que habitaba la región. Además, su ubicación en Yautepec, un pueblo con una rica historia, agrega un valor adicional a la visita. Aprovecha la oportunidad de explorar estos vestigios arqueológicos y sumérgete en el pasado fascinante de esta región.

7. Ex Hacienda de Ixtoluca

La Ex Hacienda de Ixtoluca, ubicada en Morelos, es un lugar que te transportará a la historia de los conquistadores de México. Aunque se encuentra en ruinas, conserva su arquitectura de la época y es perfecta para una visita en familia, con amigos o incluso para sesiones fotográficas especiales, como bodas o XV años. Esta antigua Hacienda minera, fundada por familiares del conquistador Hernán Cortés, destaca por su peculiar sinergia con la naturaleza circundante y su ubicación junto a un río, que le brinda un encanto único y mágico.

A pesar de que la Ex Hacienda de Ixtoluca es un lugar fascinante, es lamentable que sea poco conocida y esté algo descuidada. Sin embargo, cuenta con personas encargadas de su cuidado, como el amable Sr. Luis, quien conoce a la perfección la historia del lugar y siempre está dispuesto a platicar con los visitantes. Las ruinas de la hacienda son impresionantes, destacando los Amates amarillos que se encuentran por todo el lugar, con sus raíces extendidas sobre las paredes y arcos de la construcción.

Es importante mencionar que las condiciones del camino para llegar a la Ex Hacienda de Ixtoluca no son las mejores, pero vale totalmente la pena el recorrido. Aunque no hay una red telefónica en la zona, no debes dejar que eso te desanime, ya que disfrutarás de una experiencia única al desconectarte del bullicio de la ciudad y estar en total conexión con la naturaleza. Además, podrás admirar una abrumadora fauna, incluyendo una gran variedad de aves, insectos y mariposas.

Si decides visitar este lugar, debes tener en cuenta que no cuenta con muchas comodidades, pero si prefieres quedarte a acampar, puedes llevar tu propio equipo y disfrutar de un espacio ideal para la introspección, la observación de estrellas y la total desconexión. También existe la opción de quedarte en una de las habitaciones que forman parte de la antigua construcción, aunque debes llevar tus propias cobijas y alimentos, ya que solo te venden bebidas en el lugar. Además, te recomiendo llevar repelente de mosquitos, ya que hay muchos.

La Ex Hacienda de Ixtoluca es un tesoro oculto en Morelos, que merece ser descubierto y apreciado por los turistas. Tu visita ayudará a promover la economía del Sr. Luis y su compañero, quienes trabajan incansablemente para conservar y proteger este maravilloso sitio histórico y natural. Sin duda, una visita a esta hacienda te brindará una experiencia extraordinaria y te permitirá capturar fotografías impresionantes que parecerán sacadas de un cuento de fantasía.

8. Ex-hacienda Cuauhixtla

Ex-hacienda Cuauhixtla

La Ex-hacienda Cuauhixtla, ubicada en Morelos, es un lugar lleno de historia y encanto que no puedes dejar de visitar. A pesar de que solo quedan su estructura y algunas ruinas, este sitio impresiona por su belleza y por las actividades que ofrece. El lugar ha florecido y ahora brinda la oportunidad de realizar paseos a caballo, una experiencia única que te transportará en el tiempo. No importa si eres un aficionado o un experto jinete, en la Ex-hacienda Cuauhixtla encontrarás la aventura perfecta. No se sabe si sufrió algún daño durante el temblor ocurrido hace dos años, pero en cualquier caso, este lugar sigue siendo un tesoro que merece ser visitado.

Si estás planeando visitar la Ex-hacienda Cuauhixtla, hay algunas cosas que debes tener en cuenta. El lugar cobra una entrada para ingresar, y también es posible participar en las actividades a caballo por un costo adicional. Es importante mencionar que la ubicación de esta ex-hacienda es de fácil acceso, lo que facilita su visita y permite disfrutar de un día lleno de aventura sin tener que viajar largas distancias. Si eres un amante de la historia, el contacto con la naturaleza y la adrenalina, entonces este lugar es ideal para ti.

A pesar de que la Ex-hacienda Cuauhixtla ha sufrido algunos cambios a lo largo del tiempo, aún conserva su esencia y sigue siendo un lugar mágico. Imagina pasear a caballo entre las antiguas paredes y columnas de la ex-hacienda, sintiendo la brisa en tu rostro mientras te dejas llevar por la energía de este lugar histórico. Ya sea que estés solo, en pareja o en familia, esta experiencia única te transportará a través del tiempo y te hará sentir parte de la historia. No pierdas la oportunidad de explorar y disfrutar de las maravillas que ofrece la Ex-hacienda Cuauhixtla.

Esperamos que este artículo sobre las principales ruinas en Morelos haya despertado tu interés por visitar este fascinante estado. Cada una de estas ruinas cuenta con una rica historia y una belleza natural que te transportará en el tiempo.

Te invitamos a que nos comentes si ya has visitado alguna de ellas o si planeas hacerlo próximamente.

Además, si conoces otras ruinas en Morelos que consideras imperdibles, no dudes en compartirlo con nosotros. Estamos ansiosos por conocer tus experiencias y ampliar nuestra lista de lugares para visitar.

¡No pierdas la oportunidad de explorar este maravilloso destino lleno de historia y cultura!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top