Qué ver y qué hacer en Oaxaca

Qué ver y qué hacer en Oaxaca

¿Buscas un destino romántico en México? ¡Oaxaca tiene justo lo que necesitas!

En esta encantadora ciudad, encontrarás un sinfín de cosas que hacer románticas y actividades para parejas que te robarán el corazón. Desde pasear por sus hermosas calles coloniales de la mano de tu ser amado, hasta disfrutar de cenas íntimas en restaurantes con encanto, Oaxaca te espera con los brazos abiertos para ofrecerte una experiencia inolvidable llena de romance.

Descubre las cosas que hacer románticas y las actividades para parejas más populares en Oaxaca, México y déjate llevar por su magia.

Las cosas que hacer románticas y las actividades para parejas más populares en Oaxaca, México

1. Zona Arqueológica de Monte Albán

La Zona Arqueológica de Monte Albán es uno de los destinos imperdibles en la ciudad de Oaxaca. Construida hace miles de años en la cima de una montaña en una zona sísmica, esta impresionante ciudad antigua ha sobrevivido al paso del tiempo. Los visitantes pueden maravillarse con las vistas increíbles de la ciudad desde lo alto de Monte Albán, también conocido como el Monte Albino.

Los testimonios de los visitantes enfatizan la belleza y la majestuosidad de esta zona arqueológica. Muchos consideran a Monte Albán como uno de los lugares más bonitos de Oaxaca. Durante el recorrido, se pueden apreciar construcciones impresionantes que nos acercan a la cultura de la civilización zapoteca. Además, el sitio cuenta con un museo y el museo de Santo Domingo, lo que permite una experiencia completa de aprendizaje y sumergirse en la rica historia de la región.

Uno de los aspectos más destacados de la visita a Monte Albán es la guía proporcionada por expertos locales. Estos guías hacen volar la imaginación de los visitantes y ofrecen explicaciones que realzan aún más el lugar. Además, los testimonios destacan que, aunque ha habido intervención humana y algunas reconstrucciones en la zona, la esencia del lugar sigue siendo alucinante y cautivadora.

La conservación del sitio es excelente, las estructuras están bien cuidadas y se aprecian en su forma original. El lugar es extremadamente limpio, y los visitantes deben tener en cuenta que solo se permite el ingreso de agua y galletas. A lo largo del recorrido, se camina bastante, por lo que es recomendable usar ropa y calzado cómodos, así como protección solar y una gorra. Sin embargo, las vistas impresionantes y la experiencia única hacen que valga la pena el esfuerzo.

La Zona Arqueológica de Monte Albán es un destino cultural y arqueológico de primer nivel en Oaxaca. Con sus impresionantes vistas, construcciones antiguas y una rica historia, este lugar cautiva y sorprende a los visitantes. No importa si ya has estado aquí hace años o si es tu primera vez, Monte Albán te dejará con una experiencia inolvidable. No dudes en incluirlo en tu itinerario si visitas Oaxaca.

2. Templo de Santo Domingo de Guzmán

El Templo de Santo Domingo de Guzmán es uno de los destinos más impresionantes para visitar en Oaxaca. Esta majestuosa iglesia, construida durante el virreinato, es un ejemplo deslumbrante del esplendor y lujo de la época. Sus opulentos detalles y su rica historia lo convierten en una visita obligada para los viajeros.

La visita guiada al templo permite descubrir detalles fascinantes que podrían pasar desapercibidos. Aunque algunos consideran que el costo de la visita guiada es un poco elevado, la oportunidad de aprender sobre cada rincón especial del templo y profundizar en su historia vale la pena. Además, tener la orientación de un experto en el lugar puede enriquecer aún más la experiencia del visitante.

Desde el momento en que pones un pie en el Templo de Santo Domingo de Guzmán, te impresionarás por su majestuosidad. Es considerado por muchos como el templo más hermoso de México. Cada detalle, desde los techos hasta las paredes, rebosa arte y cultura. Con cada paso, podrás disfrutar de la espectacularidad de sus retablos, grecas, pinturas y más. La belleza de este lugar es simplemente alucinante.

Además de su asombrosa arquitectura y diseño, el Templo de Santo Domingo también es conocido por su estado de conservación. Cada pared, pintura y relieve se han cuidado meticulosamente para mantener el templo en excelentes condiciones a lo largo de los años. No es de extrañar que sea uno de los templos más solicitados para celebrar bodas en todo México. El encanto y la elegancia que se respiran en cada rincón del templo lo hacen el escenario perfecto para una ocasión especial.

Si planeas visitar Oaxaca, la visita al Templo de Santo Domingo de Guzmán es una parada imprescindible. Además de ser un punto de referencia histórico, este templo es considerado una de las obras de arte más importantes y mejor conservadas de la época colonial de México. No importa tus creencias religiosas, podrás apreciar la belleza y la importancia cultural de este lugar. Además, también puedes aprovechar para visitar las exposiciones que se ofrecen, como la de la Tumba y la de los Xolos, que prometen ser una experiencia enriquecedora.

3. Museo de las Culturas de Oaxaca

Uno de los lugares imprescindibles para visitar en Oaxaca es el Museo de las Culturas de Oaxaca. Este fascinante recinto se encuentra al lado del Templo de Santo Domingo y del Jardín Etnobotánico, formando parte de una majestuosa construcción de 44,300 metros cuadrados. Desde el primer momento, quedarás impresionado por su arquitectura impactante, la cual fue llevada a cabo por la orden religiosa de los Dominicos durante la conquista y el virreinato.

Dentro del Museo de las Culturas de Oaxaca, encontrarás una joya histórica: la tumba #7 de Monte Albán. Descubierta por Alfonso Caso el 9 de enero de 1921, esta es la única tumba que se encontró sin saquear en Monte Albán. Podrás maravillarte con los tesoros que fueron hallados en ella, como joyas y hasta un cráneo revestido en turquesa. La sala dedicada a esta tumba es una de las favoritas de los visitantes, quienes quedan cautivados por la belleza de los hallazgos.

Además de la gran riqueza histórica que alberga, el Museo de las Culturas de Oaxaca también destaca por sus vistas panorámicas hacia el Jardín Etnobotánico y el Templo de Santo Domingo. A través de sus enormes ventanales, podrás deleitarte con la hermosura de estos lugares. No olvides que el cuidado y la limpieza son atendidos meticulosamente para ofrecerte una experiencia inolvidable. Se recomienda llegar temprano para disfrutar plenamente de este magnífico sitio.

Es importante tener en cuenta que los horarios de atención pueden variar, por lo que se sugiere llamar por teléfono para obtener información actualizada. Asimismo, se realizan visitas en grupos de un máximo de 60 personas, por lo que es recomendable llegar con antelación para asegurar tu entrada. No dudes en hacer fila, ya que la experiencia que vivirás en el Museo de las Culturas de Oaxaca vale totalmente la pena. ¡Prepárate para sumergirte en la fascinante historia y cultura de Oaxaca en este increíble museo!

4. Mercado Benito Juárez

El Mercado Benito Juárez, ubicado en el corazón de Oaxaca, es un lugar imperdible para los amantes de la gastronomía y los curiosos que desean explorar la auténtica esencia de esta ciudad. Con una amplia variedad de puestos, este mercado ofrece una experiencia culinaria única donde podrás probar sabores completamente diferentes a los que estás acostumbrado. La comida local es el plato principal, con un sazón que te sorprenderá gratamente. Desde tlayudas hasta chapulines, hay algo para cada paladar aventurero. Además, los precios son bastante accesibles, por lo que podrás disfrutar de un verdadero festín sin romper el bolsillo.

Pero el Mercado Benito Juárez no se limita solo a la comida. Este vibrante lugar es un paraíso para los amantes de las compras. Aquí encontrarás de todo, literalmente. Desde artesanías hasta alimentos, bebidas y artículos de piel, el mercado ofrece una amplia variedad de productos, todos elaborados con la autenticidad y el arte que caracteriza a Oaxaca. El colorido y la diversidad de productos te cautivarán desde el primer momento, y sin duda te tentarán a llevarte algo para recordar tu visita a este fascinante lugar.

Además de la comida y las compras, el Mercado Benito Juárez brinda una experiencia cultural única. Con sus instalaciones limpias y ordenadas, es un agradable paseo para toda la familia. Encontrarás pasillos llenos de especias y aromas exquisitos que te transportarán a la esencia misma de la cocina oaxaqueña. También, la experiencia surrealista del pasillo del humo te sorprenderá de una manera entretenida y te hará sentir inmerso en la rica cultura de Oaxaca.

El Mercado Benito Juárez es mucho más que un simple mercado. Es un lugar donde podrás disfrutar de una deliciosa comida, encontrar productos únicos y sumergirte en la cultura y tradiciones de Oaxaca. Sin duda, no puedes dejar pasar la oportunidad de visitar este lugar y disfrutar de una experiencia auténtica que llenará tus sentidos.

5. Jardín Etnobotánico

El Jardín Etnobotánico de Oaxaca es una joya oculta en medio de la hermosa ciudad de Oaxaca. A pesar de las opiniones mixtas de los visitantes, este jardín ofrece una experiencia única que no puedes perderte. Ubicado detrás del templo de Santo Domingo y el Museo de las Culturas de Oaxaca, este oasis verde te transportará a un mundo lleno de historia y biodiversidad.

Aunque algunos visitantes comentan que los horarios de visita son restrictivos, no permitas que eso te desanime. Los expertos guías te acompañarán en un recorrido de aproximadamente una hora, brindándote una visión fascinante de las plantas y su importancia en la cultura oaxaqueña. Aunque no se permite el ingreso sin guía, esta restricción tiene una razón: preservar y proteger las diversas especies que se encuentran en este jardín botánico.

A lo largo de tu visita, podrás observar una gran variedad de plantas, entre ellas, las impresionantes cactáceas que ofrecen una vista espectacular. Aunque algunos visitantes mencionan que algunas plantas se encuentran en mal estado o descuidadas, es importante resaltar que el jardín está constantemente en proceso de renovación y conservación. Además, detrás de cada especie se encuentra una historia fascinante, que los guías con gusto compartirán contigo.

Si bien se menciona que se permiten pocas fotografías y que el tiempo asignado puede ser limitado, es importante recordar que el objetivo principal del jardín es preservar y proteger estas especies únicas. Cada medida tomada tiene como fin garantizar su supervivencia y, al mismo tiempo, ofrecer a los visitantes una experiencia enriquecedora.

No te pierdas la oportunidad de visitar el Jardín Etnobotánico de Oaxaca en tu próximo viaje. A pesar de las opiniones variadas, la historia de este lugar, la diversidad de sus plantas y la experiencia guiada que ofrece hacen que valga la pena el esfuerzo. Prepárate para sumergirte en un mundo de plantas extraordinarias y conocer la riqueza cultural y natural que Oaxaca tiene para ofrecer.

6. Andador Turístico Macedonio Alcalá

El Andador Turístico Macedonio Alcalá es una calle peatonal que conecta la Catedral de Oaxaca con el impresionante templo de Santo Domingo. Esta caminata es una experiencia obligada para aquellos que deseen explorar el centro histórico. A lo largo del andador, encontrarás una gran variedad de opciones para disfrutar: restaurantes, bares, tiendas de artesanías y alimentos como helados y chocolate, entre otros. Durante el Día de Muertos, los comercios decoran sus fachadas con temáticas coloridas, creando un ambiente fascinante. Sin embargo, ten en cuenta que debido a su popularidad, puede haber una gran cantidad de visitantes, por lo que es importante cuidar tus pertenencias para evitar cualquier inconveniente.

El Andador Turístico Macedonio Alcalá es el epicentro turístico de la ciudad de Oaxaca. Además de conectar importantes puntos de interés como Santo Domingo y la Catedral, esta calle peatonal también te lleva a los mercados locales. Durante tu recorrido, podrás disfrutar de un agradable paseo en un entorno limpio y bien cuidado. Sin embargo, ten en cuenta que la afluencia de turistas puede hacer que algunas personas se acerquen incansablemente para ofrecerte tours o paseos en el turibús, lo cual puede volverse un poco molesto. A pesar de esto, te garantizo que podrás disfrutar de una experiencia única y llena de encanto.

El Andador Turístico Macedonio Alcalá es el lugar perfecto para descubrir lo mejor del centro de Oaxaca. Aquí encontrarás una amplia variedad de lugares para visitar, como restaurantes, tiendas, cafés y galerías de arte. Para aquellos que disfrutan de hacer ejercicio, este andador también es ideal para correr por la mañana mientras admiras la belleza que lo rodea. Aunque hay mucho que ver y disfrutar, es importante mencionar que algunos visitantes han reportado la falta de presencia policial visible en la zona, lo cual puede generar preocupación en términos de seguridad. Sin embargo, a pesar de esta situación, el Andador Turístico Macedonio Alcalá continúa siendo un lugar pintoresco y atractivo que no debes dejar de visitar durante tu estancia en la hermosa ciudad de Oaxaca.

7. Pueblos Mancomunados

Los Pueblos Mancomunados de Oaxaca son un verdadero tesoro escondido en las montañas de la Sierra Juárez. Estas comunidades rurales, como Llano Grande, Cuajimoloyas, Lachatao, Nieves, Latuvi y Benito Juárez, ofrecen una experiencia única que combina historia, cultura y naturaleza impresionante. Durante tu visita, podrás sumergirte en caminatas maravillosas a través de bosques milenarios, donde la tranquilidad y la paz abundan.

Estos pueblos han logrado unir esfuerzos para promover el turismo comunitario y el desarrollo local sostenible. Al visitarlos, te encontrarás con una calurosa bienvenida por parte de las comunidades locales, orgullosas y amables, que te mostrarán su forma de vida tradicional y te invitarán a participar en sus actividades cotidianas.

Las caminatas en los Pueblos Mancomunados son una de las principales atracciones de la región. Podrás explorar sus veredas y puentes colgantes, mientras disfrutas de la majestuosidad de la naturaleza que te rodea. Además, los guías comunitarios te acompañarán en estos recorridos, compartiendo su conocimiento sobre el entorno y las historias ancestrales que se esconden entre los árboles.

Para llegar a los Pueblos Mancomunados, puedes tomar un tour organizado o llegar por tu cuenta en automóvil. Ten en cuenta que hay un tramo largo de terracería, por lo que es recomendable viajar ligero y estar preparado con bastones para las rodillas, sombrero y bolsas plásticas para proteger tus pertenencias.

Visitar los Pueblos Mancomunados de Oaxaca te brindará una experiencia mágica en contacto con la naturaleza y la cultura local. Disfrutarás de caminatas maravillosas por bosques milenarios, serás recibido por comunidades amables y orgullosas, y tendrás la oportunidad de sumergirte en la riqueza de las tradiciones locales. ¡No puedes perder la oportunidad de explorar esta joya escondida en la Sierra Juárez de Oaxaca!

8. Zócalo de Oaxaca

El Zócalo de Oaxaca es un lugar imperdible en tu visita a esta hermosa ciudad mexicana. Se encuentra en el centro de Oaxaca de Juárez y es una de las plazas principales del país. Caminar a través de las calles cercanas es una bonita forma de conocer el estado, disfrutando de su arquitectura colonial y de su encanto cultural. El Zócalo es una experiencia muy linda para acercarse o adentrarse más a la cultura de Oaxaca, donde podrás disfrutar de restaurantes, tiendas y puestos que ofrecen una amplia variedad de productos locales y artesanías. Además, podrás deleitarte con la música y el baile que llena el ambiente, brindándote una inolvidable experiencia.

Recorrer las calles del Zócalo de Oaxaca es una maravilla que te ayudará a conocer la historia y la esencia de este lugar. Con un sinfín de cosas por hacer, podrás sumergirte en la cultura y descubrir la belleza de este centro histórico. A medida que caminas, podrás apreciar la arquitectura colonial de los edificios que rodean la plaza, así como los portales que albergan cafés, restaurantes y mercaditos ambulantes. Aunque algunos visitantes mencionan la presencia de vendedores ambulantes y locatarios que ocupan parte del perímetro del Zócalo, se convierten en parte del paisaje y ofrecen productos locales y artesanías a precios muy convenientes.

El Zócalo de Oaxaca es el lugar más concurrido de la ciudad y es una muestra vibrante de la vida cotidiana de los oaxaqueños. Los restaurantes, tiendas, puestos y gente que te vende de todo crean un ambiente animado lleno de movimiento, alegría y música. Incluso en momentos de mayor afluencia, como durante la Semana Santa, donde hay muchas personas visitando la ciudad, esta energía se convierte en parte de la diversión. Además, el zócalo cuenta con sombra y bancas para que puedas sentarte a disfrutar del ambiente y descansar un poco durante tu recorrido.

El Zócalo de Oaxaca, una esplanada muy bien diseñada rodeada de portales, es un lugar donde puedes disfrutar de buena comida, arte y cultura. Sin embargo, algunos visitantes mencionan la presencia de casas de campaña de protestas que afectan el paisaje y generan problemas de basura en la ciudad. A pesar de esto, la belleza y la historia de este lugar hacen que valga la pena visitarlo. Es un lugar hermoso donde podrás disfrutar de una experiencia única y auténtica de Oaxaca.

9. Museo Textil de Oaxaca

El Museo Textil de Oaxaca es un lugar imperdible para los amantes del arte y la cultura. Ubicado en el centro de la ciudad, este hermoso recinto alberga una fascinante colección de textiles y tejidos, que representan una de las mayores riquezas artesanales del estado de Oaxaca.

La visita al museo es especialmente cautivadora debido a su arquitectura, obra del reconocido arquitecto mexicano Mauricio Rocha, quien logró una notable rehabilitación del antiguo edificio. Dentro de sus paredes, los visitantes pueden admirar ejemplos de casi todas las técnicas y formas de tejido, y también tienen la oportunidad de adquirir estas maravillas en la pequeña tienda que se encuentra a la salida del museo.

El contenido del Museo Textil de Oaxaca se complementa perfectamente con su impresionante edificio. Sus espacios amplios, frescos y tranquilos, invitan a explorar y disfrutar de una experiencia única. Además, el museo ofrece una excelente museografía, que incluye un área especial para niños, donde pueden aprender y entretenerse mientras descubren el fascinante mundo de los textiles.

La entrada al Museo Textil de Oaxaca es gratuita y al llegar, los visitantes deberán registrarse en una libreta de visitas, siguiendo los protocolos de seguridad en el contexto de la pandemia de covid-19. Actualmente, el museo tiene algunas áreas de la planta baja y alta abiertas al público, incluyendo el espectacular El Panal Monumental, una pieza de arte realizada por más de 280 tejedoras de toda la república mexicana, que busca promover el regreso a nuestras raíces para asegurar un futuro.

No te pierdas la oportunidad de visitar el Museo Textil de Oaxaca, un espacio que te transportará a través de la riqueza y la belleza de los textiles mexicanos. Descubre el origen de los colores empleados en estas creaciones únicas y admira la finura y originalidad de cada diseño. ¡Una visita que sin duda despertará tu curiosidad y te dejará maravillado!

Esperamos que este artículo haya sido de utilidad y que te haya inspirado a visitar Oaxaca, una ciudad llena de historia, cultura y tradición. Si tienes alguna pregunta o necesitas más información sobre los lugares mencionados, no dudes en contactarnos.

Estamos aquí para ayudarte a planificar tu viaje y asegurarnos de que tengas una experiencia inolvidable en Oaxaca. ¡No dudes en interactuar con nosotros y descubrir todo lo que este maravilloso destino tiene para ofrecer!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top