Qué ver y qué hacer en Tenancingo

Qué ver y qué hacer en Tenancingo

Descubre las 5 mejores cosas que hacer en Tenancingo, un destino lleno de encanto y actividades emocionantes. Sumérgete en su majestuosidad cultural mientras exploras sus atracciones únicas y sorprendentes.

Desde pasear por sus hermosas calles coloniales hasta disfrutar de la impresionante naturaleza que rodea este pintoresco lugar, Tenancingo tiene algo para todos los gustos.¿Estás listo para descubrir las gemas ocultas de este maravilloso destino? Acompáñanos en esta aventura y descubre las imperdibles atracciones en Tenancingo.

5 mejores cosas que hacer en Tenancingo – Atracciones en Tenancingo

1. Cristo Rey

Cristo Rey es uno de los lugares más emblemáticos y visitados en Tenancingo. Ubicado en el Cerro de las Tres Marías, este monumento representa el esfuerzo y devoción de la comunidad de Tenancingo, quienes unidos lograron construirlo. Para llegar hasta la cima, existen dos caminos: uno que se puede recorrer en auto y otro que requiere cierta condición física, ya que implica subir más de 1200 escalones. Sin importar la opción que elijas, la vista panorámica desde allí es simplemente increíble y lo mejor de todo es que la entrada al lugar es gratuita.

Subir al Cristo Rey es toda una experiencia. Si te gusta el ejercicio y el desafío, puedes decidir subir por el frente, recorriendo los 1200 escalones. Con cada paso que das, te adentras en este maravilloso santuario de paz y espiritualidad. Desde la cima, podrás disfrutar de impresionantes vistas del valle que rodea a Tenancingo y, si tienes buena observación, podrás incluso ver los volcanes Nevado de Toluca y Popocatépetl.

Además de la belleza natural del lugar, el Cristo Rey de Tenancingo también es un sitio perfecto para disfrutar en familia. Si tienes adultos mayores o personas con movilidad reducida, también existe un camino viable para llegar en automóvil. Sin importar cómo decidas llegar, ten en cuenta que la entrada es totalmente gratuita y podrás pasar un momento tranquilo y de relajación, apreciando los bellos paisajes que este lugar tiene para ofrecer. Por su riqueza cultural e histórica, subir al Cristo Rey es una de las actividades imperdibles que debes realizar cuando visites Tenancingo.

2. Santo Desierto del Carmen

El Santo Desierto del Carmen en Tenancingo es un lugar accesible y lleno de bella naturaleza. En este mágico retiro de los padres Carmelitas, los visitantes podrán disfrutar de una riqueza arquitectónica e histórica bien cuidada. Si bien es un destino imperdible en Tenancingo, algunos usuarios sugieren que sería de utilidad proporcionar más información sobre las veredas a los miradores, como las distancias y dificultades, para los visitantes. Además, este lugar ofrece un clima inmejorable y una vista impresionante del cristo que invitan a la meditación y a la contemplación.

El Santo Desierto del Carmen es un destino que enamora a todo aquel que lo visita. Sus jardines, construcciones históricas y túneles cautivan a los visitantes, quienes disfrutan de la riqueza cultural e histórica de este lugar. Incluso si no hay eventos programados, vale la pena conocerlo y disfrutar de la tranquilidad y el encanto que ofrece. Además, al salir del desierto, los alrededores cuentan con una variedad de lugares para comer, desde restaurantes locales hasta la opción de llevar tu propia comida y disfrutar de un picnic en este hermoso entorno.

Si eres amante de la naturaleza y la tranquilidad, el Santo Desierto del Carmen en Tenancingo es el lugar perfecto para ti. Con una vista impresionante del Valle y una sensación de seguridad en los alrededores, este destino es ideal para disfrutar de una caminata al aire libre. Además, no te puedes perder la oportunidad de probar las quesadillas y guisados preparados por los habitantes locales en la entrada del desierto. Recuerda que este lugar también es óptimo para visitar en familia y sumergirse en su ambiente místico y encantador, cargado de historia y leyendas que lo hacen único en Tenancingo.

3. Mercado Municipal

En el corazón de Tenancingo se encuentra el animado Mercado Municipal, conocido como Mercado Riva Palacio. Este mercado es un lugar imperdible para los amantes de la gastronomía y la cultura local. Al dar un paseo por sus pasillos, descubrirás el bullicio de los vendedores ofreciendo una amplia variedad de productos frescos, especialmente verduras de alta calidad. Podrás maravillarte en la sección de carnicerías, donde los hábiles carniceros realizan cortes de carne con una destreza impresionante. ¡Ten la seguridad de que la calidad de la carne aquí es excepcional!

Además de la diversidad culinaria, el Mercado Municipal también alberga una gran cantidad de locales que ofrecen productos típicos de Tenancingo, como los famosos rebozos. Estos hermosos y tradicionales pañuelos mexicanos son una visita obligada para aquellos que buscan llevar a casa un pedacito de la cultura local. Gracias a la tradición textil de Tenancingo, podrás encontrar rebozos de distintos colores y diseños, hechos a mano por artesanos locales.

Si visitas Tenancingo los jueves o domingos, tendrás la oportunidad de probar uno de los platillos más emblemáticos de la región: el obispo. Este delicioso embutido de carne es toda una delicia para el paladar, y dentro del mercado podrás encontrar puestos especializados que te permitirán degustarlo con una pequeña prueba antes de decidir. Puedes escoger entre la opción de comprarlo por taco o por kilo, dependiendo de tus preferencias y el tamaño de tu apetito. No olvides acompañar tu comida con una tortilla hecha a mano y disfrutarla en alguna de las mesas disponibles en los alrededores.

¡El Mercado Municipal de Tenancingo es una verdadera fiesta para los sentidos! Sumérgete en un mundo de colores, sabores y aromas, mientras exploras la gran variedad de productos disponibles. Desde comida típica hasta artesanías tradicionales, este lugar único y sensacional tiene algo para todos. No te pierdas la oportunidad de visitar este vibrante mercado y disfrutar de la auténtica esencia de Tenancingo.

4. Rebozos

Los rebozos son una auténtica joya de la artesanía mexicana y en Tenancingo, Estado de México, se encuentran algunos de los mejores. Este pueblo es reconocido por la fabricación de rebozos de alta calidad y hermosos diseños. Durante décadas, varias familias han mantenido viva la tradición de tejer estos impresionantes pañuelos de seda, algodón y lana. Los rebozos de Tenancingo se caracterizan por su diversidad de colores y precios, lo que los convierte en el regalo perfecto para personas de diferentes nacionalidades y para ocasiones especiales. Además de admirar y comprar rebozos, en Tenancingo también puedes disfrutar de una excelente comida, como la barbacoa, tacos y chicharrón, que complementan perfectamente una visita a este encantador y culturalmente enriquecido pueblo.

El rebozo, originario de Tenancingo, es una verdadera obra de arte que se destaca no solo por su tejido, sino también por su empuntado. Las manos expertas de los artesanos locales dan vida a este icónico accesorio, creando diseños interminables y complejos. Los rebozos de Tenancingo son famosos por su alta calidad y atención al detalle, lo que los convierte en un tesoro invaluable en el mundo de la moda y la artesanía. Cada hilo se teje con pasión y dedicación, y el resultado final es un rebozo que refleja la auténtica esencia cultural del pueblo. Admira la belleza de estos rebozos y descubre por qué son considerados una de las expresiones más bellas de la artesanía mexicana.

En Tenancingo, la ciudad conocida por la belleza de sus rebozos, es donde artesanos como don Evaristo Borboa dedican su vida a crear estas hermosas prendas. Los rebozos de Tenancingo variar en precio dependiendo de la calidad del hilo, la dificultad del dibujo y la finura y tamaño de sus puntas. El proceso de creación de un rebozo es sumamente detallado e incluye quince pasos, desde el devanado hasta el empuntado final. Cada rebozo es una verdadera obra maestra que lleva tiempo y esfuerzo para completarse. Cuando se ve a una mujer envuelta en su rebozo, es difícil imaginar la cantidad de trabajo artesanal y el tiempo que se necesitan para crear esta prenda. Visitar Tenancingo te permitirá apreciar la verdadera artesanía mexicana y la dedicación de sus talentosos artesanos, quienes han mantenido viva esta tradición durante generaciones.

5. Lecheria Victoria

Lechería Victoria es una parada obligada si estás de visita en Tenancingo. Este lugar ha introducido recientemente un jamón artesanal, curado con sal de mar, que te sorprenderá por su exquisitez. Disponible en presentaciones ahumadas y curadas en vino blanco, puedes adquirirlo en paquetes de un cuarto de kilo. ¡Una verdadera delicia que no puedes perderte!

Ubicado en un entorno extremadamente limpio, este lugar destaca por su compromiso de ofrecer productos de alta calidad directamente del productor al consumidor. Además de su delicioso jamón, Lechería Victoria te ofrece una variedad de productos artesanales, como un excelente queso de cabra y cajeta de cabra. Te recomendamos probar su arroz con leche y flan de rompope, ¡simplemente deliciosos!

Si estás buscando el souvenir perfecto para llevar a casa, no busques más. Lechería Victoria te ofrece la oportunidad de adquirir productos locales de alta calidad que seguramente serán bien recibidos. No dejes pasar la oportunidad de visitar este magnífico lugar y disfrutar de su amplia oferta de productos artesanales. ¡Una experiencia culinaria que no te puedes perder en Tenancingo!

Como puedes ver, Tenancingo es un destino lleno de maravillas naturales, tradiciones y cultura que no te puedes perder. Si tienes alguna pregunta o quieres compartir tu experiencia en este increíble lugar, nos encantaría leerte en los comentarios o en nuestras redes sociales.

¡Ven y descubre todo lo que Tenancingo tiene para ofrecer!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top